Sobre la escriturada fórmula del matrimonio pende la posibilidad ominosa, moral y socialmente cuestionable del adulterio, esa transgresión del vínculo con la pareja a través de la concreción del engaño, de la presencia de un tercero que aparece para horadar la placa del mutuo juramento de fidelidad. ¿Quién en la noche, mientras contempla el entrevero de ropa y jabón a través del ojo líquido del lavarropas, cuando todos duermen en la casa, como un Eladio Linacero ojeroso y en chancletas, no ha calibrado la posibilidad de reencontrarse con aquella novia de antaño en la impersonal habitación de un hotel, o fantaseado con otra vida lejos de aquel techo con su jefa, a espaldas de su propio marido, o camuflado entre los contactos del celular determinado nombre con otra seña (un impersonal “Juan Pérez”) ante la eventualidad de que unos dedos inquisidores hurguen algún día en la agenda?

Una antología de cuentos sobre adulterio escritos por autores estadounidenses de la segunda mitad del siglo XX, varones, caucásicos y todos ellos con una obra sólida a sus espaldas, debería incluir ‘La cuarta alarma’, de John Cheever; ‘El señor Café y el señor Arreglos’, de Raymond Carver; ‘El mujeriego’, de Richard Ford, y alguno de los relatos que integran el libro Adulterio, del luisiano Andre Dubus (1936-1999), mucho menos conocido por estas latitudes que los antes mencionados, y que acaba de aterrizar en castellano de la mano de la preciosista editorial Gallo Nero.

ADULTERIO - DUBUS, ANDRE

$3.450
ADULTERIO - DUBUS, ANDRE $3.450
Entregas para el CP:

Medios de envío

Sobre la escriturada fórmula del matrimonio pende la posibilidad ominosa, moral y socialmente cuestionable del adulterio, esa transgresión del vínculo con la pareja a través de la concreción del engaño, de la presencia de un tercero que aparece para horadar la placa del mutuo juramento de fidelidad. ¿Quién en la noche, mientras contempla el entrevero de ropa y jabón a través del ojo líquido del lavarropas, cuando todos duermen en la casa, como un Eladio Linacero ojeroso y en chancletas, no ha calibrado la posibilidad de reencontrarse con aquella novia de antaño en la impersonal habitación de un hotel, o fantaseado con otra vida lejos de aquel techo con su jefa, a espaldas de su propio marido, o camuflado entre los contactos del celular determinado nombre con otra seña (un impersonal “Juan Pérez”) ante la eventualidad de que unos dedos inquisidores hurguen algún día en la agenda?

Una antología de cuentos sobre adulterio escritos por autores estadounidenses de la segunda mitad del siglo XX, varones, caucásicos y todos ellos con una obra sólida a sus espaldas, debería incluir ‘La cuarta alarma’, de John Cheever; ‘El señor Café y el señor Arreglos’, de Raymond Carver; ‘El mujeriego’, de Richard Ford, y alguno de los relatos que integran el libro Adulterio, del luisiano Andre Dubus (1936-1999), mucho menos conocido por estas latitudes que los antes mencionados, y que acaba de aterrizar en castellano de la mano de la preciosista editorial Gallo Nero.