Título: La casa de cartón
Autor: Martín Adán
ISBN: 9789871474530

La Casa de Cartón es una suma de prodigios. Prodigiosa la edad del escritor que antes de los 19 años se desliza en una prosa lúcida, insólita y novísima, sugerente, a ratos misteriosa, casi siempre irónica.»

Ricardo Silva-Santisteban

 

«La Casa de Cartón es una obra única dentro de la literatura latinoamericana, escrita por uno de los más grandes poetas peruanos, Martín Adán, cuando era casi un niño. Sólo se puede comparar a esta novela con Hebdomeros, de Giorgio de Chirico o Najdja de André Breton, por la singularidad de sus universos oníricos.»

César Moro

 

«La Casa de Cartón podría aspirar al puesto de la mejor novela vanguardista hispanoamericana de los años veinte. La estructura no es lineal, y en realidad lo único que ocurre es que uno de los personajes, Ramón, muere, o ha muerto, o siempre fue un fantasma. Las descripciones de Barranco y de Lima, las andanzas de los colegiales, sus tías y noviecitas, sus conmovedoras pedanterías, se suceden en una prosa descentrada y plástica, de insólita riqueza.»

César Aira

La casa de cartón - Martín Adán

$1.500
La casa de cartón - Martín Adán $1.500
Entregas para el CP:

Medios de envío

Título: La casa de cartón
Autor: Martín Adán
ISBN: 9789871474530

La Casa de Cartón es una suma de prodigios. Prodigiosa la edad del escritor que antes de los 19 años se desliza en una prosa lúcida, insólita y novísima, sugerente, a ratos misteriosa, casi siempre irónica.»

Ricardo Silva-Santisteban

 

«La Casa de Cartón es una obra única dentro de la literatura latinoamericana, escrita por uno de los más grandes poetas peruanos, Martín Adán, cuando era casi un niño. Sólo se puede comparar a esta novela con Hebdomeros, de Giorgio de Chirico o Najdja de André Breton, por la singularidad de sus universos oníricos.»

César Moro

 

«La Casa de Cartón podría aspirar al puesto de la mejor novela vanguardista hispanoamericana de los años veinte. La estructura no es lineal, y en realidad lo único que ocurre es que uno de los personajes, Ramón, muere, o ha muerto, o siempre fue un fantasma. Las descripciones de Barranco y de Lima, las andanzas de los colegiales, sus tías y noviecitas, sus conmovedoras pedanterías, se suceden en una prosa descentrada y plástica, de insólita riqueza.»

César Aira